miércoles, 2 de abril de 2008

¿qué harías si fueras invisible por un día?

Ufffff!!! Me llegó esto!! Qué digo?? Supongo que la verdad, no??

Por un día?? Nada más??!

Bueno... ahí vaaaamooooosss!!!!!

1. Cerca de la medianoche, paso por el cuarto de CK para ver si es está tan deforme como la muestra la foto.

2. Le cuento un cuento feliz a un niño triste

3. Me pondría delante del lápiz de Liniers... y de Tute tb... para torturarlos un poco y de paso inspirarlos...

4. Observaría cómo escribe Mario Benedetti

5. Le rompería las bolas a aquel amante infiel o a aquel que me haya roto el corazón.

6. Haría las cosas que no me animo, dentro del cuerpo del que sí se anima....

7. Pensaría un rato si está bueno o no ser invisible...

8. Me voy al fondo, fondo, fondo del mar para ver si está el castillo de la sirenita...

9. Entraría a un teatro de Broadway y bailaría en el escenario junto con el resto del elenco...

10. Viajaría al norte y tiraría regalos desde el cielo...

Y creo que una vez hecho eso... volvería a mi cuerpo....

7 comentarios:

The Visible Man dijo...

Che, para contarle un cuento feliz a un niño triste necesitás ser invisible? Lo más probable es que el chico se asuste y salga corriendo!!!

Y para viajar al fondo del mar... Necesitás un traje de buzo, no ser invisible!!!

En cambio yo... aprovecharía para ver sin que me vean!!!! ¿Para ver qué cosa? Ah! Eso no te lo pienso decir. Pero supongo que sí, que tenés razón: por lo menos 5 de las 10 cosas que se me pueden ocurrir en primera instancia tienen componentes eróticos, más que de espionaje.

germán dijo...

Lo de la invisibilidad es relativo, de todos modos. Basta con que te rodees de invidentes para que sepas cómo puede ser el ser invisible, que de hecho lo serás.

Pero vos fantaseás con otra idea, me parece. Si tenés tiempo, te recomiendo una película titulada "¿Quieres ser John Malcovich?". Me parece que tus fantasías pasan más por ese lado que por la invisibilidad.

Cariños.

manulandia... dijo...

visible man (que de visible no tenés nada...)lo del cuento feliz creo/espero que más que asustarlo le va a motivar su creatividad, imaginación y probablemente se olvide, al menos un rato, de su tristeza.
Es verdad lo que decís del traje de buzo... pero me da un poco de miedo el tema de los "bichos" del mar... si son invisible, no me ven y puedo llegar tranquila.

germán, tenés razón... no se necesita tanta magia... a veces alcanza con la indiferencia... podés andar regio.

El film de Jhon, para otro momento sigo sin DVD... ;)

jaja

Saludos!

Flor dijo...

Jaaaaaaaaaaaa buenísimo, especialmente el 9!!!!!!!! =)

germán dijo...

Manu, lo de los ciegos que te decía no era una metáfora por los ciegos de espíritu, que por ahí andan en manada. Te hablaba de invidentes de verdad. Pero vos le diste un nuevo marco a mi idea. Y entonces pienso: debe ser algo triste eso de ser invisible, si uno no puede decidir cuándo sí y cuándo no.

En cuanto al punto 9... vos te das cuenta de que para que no te vean, siendo mujer invisible, necesitás andar desnuda por el mundo, no? No te daría vergüenza? (Por más que nadie te vea...) Bah, digo yo.

Anónimo dijo...

Ser invisible es una de esas utopías que uno tiene cada tanto. Pero está muy bien lo que decís: apenas por un día. No debe haber cosa más terrible que ser invisible a pesar de uno mismo. Que la gente mire hacia donde vos estás y no te vea.

Muchas veces tengo la sensación de ser invisible. Y es espantoso... Como rogarle a alguien "Mirame, por favor mirame y veme..." (y entonces comprender que uno no sólo es invisible, sino además también mudo, también nada).

manulandia... dijo...

Anónimo...
yo ahora te estoy leyendo y por lo tanto, en parte, te veo...
A veces puede pasar, que no nos hacemos ver... y nos reservamos del mundo, sólos, en un rincón tranquilo...

No te salves... acá va mi abrazo...

ps: tarea para el hogar: leer No te salves de Mario Benedetti.